Entrevista con Asmaa el Yazidi

Entre perchas con ropita de bebé de todos los colores y estampados posibles, sobresale una tela colgada de la pared en la que se puede leer: Pegar la hebra, seguir el hilo, tejer la vida. Asmaa El Yazidi (Marruecos, 1985) levanta tímidamente la mirada cada vez que un cliente entra por puerta. Ella ha tejido su vida, con rotos y descosidos, a base de esfuerzo y una fuerza de voluntad insaciable. Cuando llegó a España, hace algo más de una década, esta joven marroquí no sabía nada de español y nunca había tenido una aguja entre sus dedos. Hoy, gracias a la oportunidad que le han dado en Zapatelas. Cosiendo el paro, y a su tesón y capacidad de trabajo, se gana la vida como dependienta y costurera en esta pequeña tienda del centro de Madrid: “Tenía muy claro que no quería quedarme en casa. Quería trabajar, de cualquier manera, pero trabajar. Había oído hablar de Manuela [Carmena] en televisión, pero nunca pensé que llegaría a relacionarme con una persona como ella”.

Este es el final feliz de una historia que empezó mucho antes, en los 80, a 700 kilómetros de distancia, en un pequeño pueblo de la provincia de Alhucemas, en Marruecos. Con 16 años, tuvo que abandonar el colegio. Y con 19, la obligaron a contraer matrimonio. “Me casé con 19 años… Sí”, —hace una pausa larguísima y traga saliva—, “vino un señor y pidió casarse conmigo. No le conocía de nada”. Le habría encantado seguir estudiando, pero no pudo: “No había salidas. En Marruecos, cuando eres una niña, no puedes pensar en qué quieres ser porque ves que no lo vas a poder hacer”, explica con resignación. Su marido era un inmigrante marroquí que vivía en España y, tras la boda, se mudó con él al Barrio de La Fortuna, en Leganés. Llegó entusiasmada, con la esperanza de progresar y construir su futuro, pero siendo mujer, musulmana y sin dominar el idioma, los problemas no tardaron en aparecer: “Mi casa era como una cárcel. Me sentía mal, aburrida, no conocía a nadie… Fue muy difícil, pero quería salir adelante”.

ver la entrevista aquí

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp